Asuntos públicos

Public Affairs

Los asuntos públicos o public affairs constituye uno de los activos intangibles más importantes de una empresa, como también lo son la comunicación y la marca. Su gestión cobra cada vez más importancia, debido al impacto que genera en la creación de valor a largo plazo, a través de la reputación y la confianza, y a la contribución al desarrollo de relaciones corporativas más alineadas con todos sus stakeholders.

¿Tu empresa opera en un sector complejo con múltiples actores?

¿Necesitas mejorar la RSC de tu empresa?

Los servicios profesionales de una agencia de Public Affairs son la mejor opción para comprender mejor el entorno empresarial – más allá de la competencia -, identificar los actores clave, gestionar adecuadamente las relaciones institucionales y establecer alianzas estratégicas beneficiosas para la compañía.

¿Qué son los Public Affairs o Asuntos Públicos?

Asuntos públicos, o «public affairs» en inglés, es un término global que abarca tanto el lobby -grupo de presión cuyo objetivo reside en influir en la toma de decisiones- como las relaciones institucionales. Su objetivo fundamental es, una vez entendidas y aprehendidas las necesidades reales de los clientes, defenderlas ante sus diferentes grupos de interés o stakeholders -tanto el gobierno, como las administraciones públicas, la comunidad local, accionistas, asociaciones comerciales, grupos de expertos, grupos empresariales, organizaciones benéficas, sindicatos y medios de comunicación, entre otros-.

No se trata, sólo de influir en una decisión, sino de que todas las partes sean oídas en el proceso de esa toma de decisión para garantizar el equilibrio.

Importancia de los Public Affairs

La gestión adecuada de los Public Affairs pasa por intentar mejorar las reglas de juego en beneficio del negocio del cliente, trabajándolo siempre desde la legitimidad que le otorga su papel en la sociedad y desde la transparencia y la ética en las relaciones con sus grupos de interés.

Una gestión adecuada de los asuntos públicos permite a la empresa demostrar su compromiso social y su apuesta por la RSC, construir una sólida reputación y afianzar alianzas estratégicas con los diferentes grupos de interés.

Para ello, es fundamental analizar el entorno y gestionar adecuadamente las relaciones que mantiene con sus stakeholders, trasladando los mensajes clave, siempre alineados con el interés general.

Gestión de las Relaciones Institucionales

Las empresas no son inmunes a la actividad política. Un proyecto de Ley o una decisión política pueden influir negativamente en una cuenta de resultados o trastocar los balances, así como un trámite administrativo puede ralentizar o bloquear un proyecto empresarial.

Por lo tanto, las empresas deben participar legítimamente en la configuración de los marcos regulatorios y políticas públicas que afectan al desarrollo de su actividad. Resulta imprescindible, en este ámbito, establecer un marco de relaciones y diálogo basado en la transparencia, la responsabilidad y la aportación del conocimiento técnico.

Asuntos Públicos como estrategia de Éxito

Una correcta estrategia de public affairs debe construir ese diálogo desde la confianza, conociendo dónde se encuentra en el espacio público, informando de cuáles son sus objetivos, intereses y proyectos, haciendo partícipe a las administraciones y la sociedad de su huella social, así como comprendiendo bien las principales tendencias que marcan el contexto socioeconómico y geopolítico en el que opera.

icono web asuntos publicos

Gestión de los Public Affairs

En ACH como agencia de comunicación, PR y Relaciones institucionales, somos expertos en la gestión de los public affairs:

  • Análisis de políticas públicas y sectoriales: Realizamos un análisis en profundidad de todas las normativas y legislaciones, presentes y futuras, que pueden afectar al desempeño de las actividades empresariales.
  • Gestión de las relaciones institucionales: Gestionamos las relaciones con la administración pública, identificando a las personas y departamentos clave para poner en valor las necesidades de la empresa.
  • Seguimiento legislativo: Estamos informados de toda la actualidad legislativa y normativa que nos permite anticiparnos a determinadas situaciones y a resolver futuros conflictos.
  • Desarrollo de mapas de influencia: Es importante definir y conocer a todos los stakeholders y las actividades que se llevan a cabo, con el objetivo de reforzar y mejorar su relación con ellos.

Ventajas y beneficios de la gestión de Public Affairs

En resumen, una correcta gestión de los asuntos públicos o public affairs permite a una empresa:

  • Potenciar su RSC y dar a conocer de una manera transparente sus intereses.
  • Mejorar su imagen corporativa al ser una compañía comprometida con la sociedad.
  • Anticiparse a futuros conflictos y resolverlos de una manera satisfactoria.
  • Asegurarse un entorno favorable, a largo plazo, para el desarrollo de sus actividades.

Aquí tienes algunas de nuestras actuaciones con diferentes stakeholders: